6 dic. 2010

A través de la Formación Profesional el personal desempleado puede prepararse para cualquier oferta de trabajo

Parecía que iba a ser más fácil obtener una plaza en las aulas, pero es que el paro ha empujado a gran número de nuevos estudiantes a los pupitres. El empeño por superarse y obtener un mayor nivel escolar y profesional para enfrentar la crisis ya es una realidad palpable. Así lo demuestran las cifras de estudiantes de la FP, que en este curso han superado las expectativas planteadas. El curso pasado, el número de alumnos de Formación Profesional de grado medio aumentó un 8,7%; los de Formación Profesional de grado superior, un 10%; y los recién llegados a la Universidad pública casi un 12%.

Esta cantidad de estudiantes que están entrando a las aulas de Formación Profesional empieza a no dejar huecos. Uno de los ejemplos es que unas 6.000 personas, según CC OO, se quedaron sin plaza el año pasado en Madrid.

Ya para este curso, el Ministerio de Educación pronostica que la cifra de alumnado subirá aún más. Algunos síntomas lo advierten: aumentan los aprobados en las pruebas de Selectividad. Para el próximo curso, 6.000 alumnos más optan a una plaza en las universidades madrileñas. En Andalucía, hay 8.391 alumnos más pidiendo plaza (un 15% más). En la Universidad de Valencia, el Grado de Maestro de Educación Infantil tendrá el curso que viene el doble de alumnos de Formación Profesional, que cubren ya el 60% de las plazas

Este próximo curso la carrera de Magisterio se sitúa como la primera opción para gran parte de los titulados en Formación Profesional de grado superior (los que acceden a la formación tras obtener el título de bachillerato).

Hasta el cierre de las matrículas, no se sabrán los datos finales de los nuevos universitarios provenientes de Formación Profesional, aunque ya hay indicios para pronosticar un aumento, y considerable. ¿Quizá haya que aumentar las plazas disponibles?...

No hay comentarios:

Publicar un comentario